Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
30 diciembre 2013 1 30 /12 /diciembre /2013 14:26

Desde el mismo momento en que nacemos nos adoctrinan. Lo que está bien, lo que está mal, lo que es correcto, lo que no, lo que se puede enseñar y lo que no, lo que se puede decir y lo que no... De tal manera que vamos creando nuestra personalidad conforme a lo que nos enseñan y  a lo que estamos dispuestos a recibir. Recibimos una mezcla de tradición y cultura, de educación tanto en la familia como fuera de ella que nos hace entender el mundo de una manera concreta. Al viajar, descubrir, encontrar gente nueva, culturas diferentes... aunque nos de la sensación de que lo vemos de una forma global, siempre lo hacemos a través de nuestros cristales. Al final todos creemos poseer la razón o tener razones poderosas y en el fondo no tenemos nada. Lo más frecuente es que siempre apelemos a razones preconcebidas que por convicción o por pereza nunca nos acabemos de cuestionar. En el fondo, y más en este país, tenemos ciertas ideas que somos incapaces de remover y que suelen enfrentarnos. Explico esto. Aquí, un gran porcentaje de la población votará a un determinado partido político durante toda su vida, que además seguramente sea al que votaron sus padres e incluso abuelos. Algunos pocos votarán al contrario más como reacción al anterior que por convicciones y razonamientos propios. Tanto es así que tendrás que ser de una parte o de la otra o simplemente patalear y dar puñetazos en la mesa como tanto nos gusta hacer, mientras afuera suceden cosas.

Lo que ocurre es que el taurino tiene una idea y genera unos argumentos a favor de ella, y no al contrario. Es decir quiere algo e inventa razones para ello. Así podría seguir con un largo etcétera. Pero igual de triste o incluso más es lo contrario. Saber que tienes que pensar de una determinada manera para oponerte a esto y al que no piense así acusarlo. Con este panorama o estás a favor o en contra de una ley del aborto, o estás a favor o en contra de la Iglesia, o estás a favor o en contra de un tipo de educación o sanidad, o estás a favor o en contra de los toros, o eres del Madrid o del Barça, o independentista o fascista, o machista o feminista... Al final hay muy pocos católicos o cristianos practicantes y todo el mundo celebra la Navidad, todos somos muy buenos y dejamos que muera gente no tan lejos de nuestra puerta de casa, somos ecologistas y cogemos el coche para todo, somos tolerantes y nos cabrea que nos lleven la contraria. ¿Por qué te pones corbata en una boda, te guste o no? Por tradición, porque está dentro de tu cabeza. Todos tenemos mucha personalidad pero tienes un tatuaje y te lo tapas para una entrevista de trabajo. Eres un adolescente rebelde pero vistes igual que todos los demás adolescentes rebeldes porque no tienes huevos a hacerlo de otra manera. 

Cuando eres capaz, por la razón que sea, de desmarcarte de lo que crees que eres, de ser un poquito objetivo y consecuente y tienes la valentía reconocer lo que haces y lo que no, tus aciertos y tus errores, dar la razón al que la tiene aunque te joda... cuando consigues eso, entiendes un poco el mundo. No creas que vas a vivir siempre, que el mundo no va a cambiar. Puedes creer ser lo más grande, pero desde una bala perdida a un derrame cerebral te pueden devolver a la realidad. Si dentro de unos años no miras lo que haces hoy y piensas lo idiota que eras, es que probablemente seas idiota todavía. 

Me encanta cuando ves a alguien y no sabes lo que piensa, a qué se dedica... y más todavía cuando crees que lo sabes y al final nada tiene que ver. Desgraciadamente eso no pasa mucho. Es dificil encontrar a alguien que esté en contra del aborto en unos casos y favor en otros, que no sea independentista ni fascista, que sea católico y no esté de acuerdo con ciertos privilegios de la iglesia, que piense que el rey sobra y lo diga...Normalmente lo unimos todo.

Si alguien dice que un gran porcentaje de las denuncias por malos tratos son falsas y el hombre está indefenso ante eso, probablemente se le echarán encima cien organizaciones feministas. Y a mi modo de ver no es más que la verdad. E incluso lo culparán de alguna muerte. La muerte es culpa del que mata y de no asegurarse de que se aplica la ley, a todos por igual. Es absurdo que si maltratas mínimamente a tu perro vayas a la cárcel y si clavas una espada a un toro en una plaza no pase nada (o lo permites, o no, pero no esto). No tiene sentido que se puede indultar a la pesona que el político de turno decida cuando la justicia ya ha dictado una sentencia. 

No es tan descabezado pensar que si tu amigo te coloca sin pasar por la selección aceptarías y si lo pudieras colocar tú también a él después, lo harías. En algunos casos tenemos lo que nos merecemos. Solo quiero decir que podemos ser tan brillantes como pura mierda, y asumir que es así es cuestión de higiene mental. Solo es capaz de hacer chistes del tamaño de su pene al que no le preocupa el tamaño. Los demás, sea por la razón que sea, no son capaces, y por lo tanto, no son libres del todo. Esto no pasa día tras día, estamos atados a ideas que no cuestionamos lo que nos conduce a situaciones profundamente absurdas que no reconocemos.

Compartir este post

Repost 0
Published by Javi Moreno
Comenta este artículo

Comentarios